Los niños y niñas deben ser conscientes, y estar empoderados hacia una alimentación responsable. 
Algunos de pronto comerán solo para vivir o satisfacer su hambre; nosotras queremos enseñar a nuestros niños a comer para vivir cada día mejor, porque creemos fielmente como dijo Hipócrates: “Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina”. Comer se ha convertido en algo rutinario, sin consciencia y de fácil acceso a cualquier tipo de alimento, es importante guiar a nuestros niños y empoderarlos hacia una alimentación de calidad que les garantice una vida siempre mejor. 
Los alimentos se han convertido hoy en un medio, además de necesidad de vida, de expresión de amor, de “objeto” para distraer en momentos de soledad y de recurso para ejercer autoridad, castigos o premios. Comer se ha convertido en una conducta inconsciente, fuente de satisfacción y de calmar el hambre.
Los niños hoy tienen mentes selectivas y exigentes, opinan, indagan, quiere saber y conocer del mundo que los rodea, alimentar su curiosidad y decidir que quieren comer y que no, en qué lugar y en qué momento.  Son actitudes que deben ser guiadas y orientadas por nosotros los adultos, para favorecerlas y encaminarlas hacia una alimentación responsable y consciente. 
Por la preocupación e interés que nuestros pequeños se alimenten, podemos recurrir a actitudes o métodos no muy apropiados que podrán luego afectar sus conductas y hábitos alrededor del consumo de los alimentos. Acudir a juegos engañosos o instrumentos (televisión o computador) que puedan interferir en su concentración de comer, solo crearán una alimentación inconsciente, y no estaremos instaurando hábitos adecuados de consumo. 
Si pensamos en la cantidad de alimento que somos capaces de consumir al momento de estar viendo una película y concentrados en ella, entendemos que cuando no somos conscientes de los alimentos que estamos consumiendo, es fácil que la cantidad sobrepase la requerida, excediendo siempre las porciones y cantidades adecuadas.
Los alimentos son la valiosa herramienta que definirá nuestro futuro y bienestar, son nuestra fuente de vitalidad y con ellos la orientación que se les merece para elegirlos responsablemente y lograr el balance ideal en su consumo. Alimentación consciente y responsable, es lograr la armonía entre los gustos, antojos, salud y necesidad de vida! Alimentando nuestro cuerpo como máquina, nuestra alegría y recuerdos positivos alrededor de ellos! 
Debemos mostrarles y enseñarles a nuestros niños a través del ejemplo, cómo el momento de comer es una experiencia única, de compartir con familia, amigos o nosotros mismos, de probar recetas diferentes con sabores increíbles, texturas especiales y colores llamativos. Es una práctica de recuerdos agradables y de felicidad, donde una Pony Malta vendrá siempre acompañada de una sonrisa en nuestros niños. 
Comer es un hábito que debemos valorar para ser conscientes que los alimentos que comemos son nuestra fuente vida! 

Eat Petit Fed By Live Life
Nutrición Infantil Especializada
www.eatpetit.com

¿Te gustó el anterior artículo?

PUBLICADO POR

COMENTARIOS

¡Regístrate y recibe contenido personalizado!
Tenemos tips únicos para ti.

Regístrate aquí